miércoles, 10 de diciembre de 2014

Ni un paso atrás #EnfermeríaMéxico


¿Qué está pasando en México con la profesión enfermera?

Desde hace unos días me llegan muchas noticias sobre la nueva reforma que quiere aprobar el gobierno de Peña Nieto sobre la "desprofesionalización" de la carrera de enfermería para volverla a catalogar como un oficio o artesanía.

¿Pero qué quieren decir estos términos? Empezaremos con definir que es un oficio o artesanía
La palabra proviene del latín officium, y su definición recoge las ocupaciones que requieren un arte mecánico, basado en un aprendizaje informal que se adquiere por la práctica. Ejemplos de oficios son el gremio de albañiles, pintor@s, peluquer@s, etc... (Mi amiga Laura Gallinat me matará cuando vea estas @...)

Ahora bien, ¿qué es una profesión? Pues esta palabra proviene también del latín, professio, que es la acción o efecto de profesar, de ejercer un oficio, una ciencia o un arte.

Ahora vosotros me diréis; pero si la definición contempla "ejercer un oficio". Sí, lo contempla, pero en este caso se requiere poseer un conocimiento especializado que suele adquirirse con una formación reglada universitaria.
Ese conocimiento no se adquiere sólo con la práctica repetida de unos movimientos, se adquiere estudiando, investigando,  y creciendo como profesión basada en evidencia científica.

Pues bien, quiero expresar desde mi pequeño rincón de la red, mi indignación con la nueva Reforma del Sistema de Salud que se quiere aprobar en México. Creo que con esa medida están demostrando lo poco que conocen la profesión enfermera y el poco respeto que tienen de su trabajo.

Una enfermera no sólo pone vías, administra inyectables, reparte medicación y realiza curas. Hace todo eso pero pone vías con una evidencia científica detrás, que le indica como se debe hacer, en que condiciones, cuando no es recomendable, que material utilizar, que medidas de asepsia, etc.... 

Señor Peña Nieto, no es solo pinchar, es evaluar a un paciente en su totalidad, es realizar diagnósticos enfermeros, es colaborar con otros profesionales, es tratar los problemas que detectamos con intervenciones y objetivos,  es asumir que el paciente no está sólo, que tiene un entorno social que también hay que cuidar, es adaptar los cuidados a cada situación y edad del paciente, es realizar educación sanitaria, es promocionar la salud, prevenir enfermedades, (muchas de ellas crónicas...), es gestionar personal y recursos, es investigar y podría seguir escribiendo muchísimas líneas más.

Mi opinión sólo es la de una estudiante que en unos meses acabará la carrera y no ve justo que sus compañeras de profesión de otro país, pierdan el reconocimiento que tanto a costado conseguir a esta gran profesión. Como he dicho en otras ocasiones, enfermería no es más que otras profesiones, pero tampoco menos. 


Futuras compañeras, mucho ánimo. #SOSporMéxico