sábado, 8 de noviembre de 2014

Las mamás siguen estudiando.

Ayer vi esta imagen por la red de Jaccy Sharkey en su graduación de la Universidad de Sunshine Coast (USC),  me sentí muy identificada, por eso esta entrada va dirigida a todas las mujeres (madres o no) que tanto trabajo hacen en la sombra y pocas veces se ve recompensado.

Enfermería en particular, es un colectivo donde el 84,4 % de las enfermeras colegiadas en España en 2013, según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), son mujeres. 

Estudiar una profesión y llevarla a la práctica supone tener una responsabilidad laboral y ética de seguir formándose.  En 1977 se produjo un cambio importante en la vida de esta profesión, pasó a formar parte de los estudios universitarios que se impartían en España y paralelamente se creaba todo un cuerpo de conocimientos propio. Atrás quedaba la formación de ATS (Ayudante Técnico Sanitario) a DUE (Diplomado Universitario de Enfermería). Y hoy personalmente, a meses de acabar esta preciosa profesión, existen los GUE (Graduado Universitario de Enfermería). ¡ Que más da el nombre! Lo realmente importante es la evolución histórica de esta profesión por mejorar y crecer en autoestima profesional y trabajar en la excelencia. 

Y es aquí donde pongo el énfasis de todas estas mujeres enfermeras y hombres enfermeras, que han de compaginar la gran realidad de formar familias, trabajar y seguir formándose. Hoy en día existen muchas alternativas a seguir formándose por interés propio sin tener que salir de casa. Las nuevas tecnologías nos acercan la posibilidad de crear nuestos propios PLE (Entornos Personales de Aprendizaje). Es la nueva educación a distancia donde es el propio individuo el que toma las riendas de su educación y formación, y elige que quiere aprender, cuando y donde. Los cursos MOOC, los aprendizajes P2P (compartiendo archivos entre comunidades), tutoriales, blogs,.. son pequeños ejemplos de que herramientas tenemos a nuestro alcance.

Yo como madre, estudiante y ama de casa, he combinado la formación tradicional  y reglada ( en institución física), con la que me ofrece el mundo virtual, más un poquito de motivación personal. 
Cambiar el "chip", pasar a tomar las riendas de qué queremos aprender y cómo, es cosa nuestra. 

Para finalizar quiero destacar un blog representativo de este hecho, concretamente en enfermería, destaco el blog de Azucena Santillán (Ebevidencia) donde se facilitan herramientas para la investigación y la formación personal de las enfermeras. Los profesionales pasan a ser los responsables de querer seguir formándose y mejorar en su práctica.
"Empoderamiento del profesional hacia su práctica".